Letter from Navy to PR Gov. Oct 30, 2002

HomeHistoryNavy History


Letter from Navy Secretary England to PR Gov. Calderon and the reaction from
Vieques:



1. October 18, Letter from Navy Secretary England to PR Gov. Calderon

2. Press Release by the Committee for the Rescue and Development of Vieques

3. Article "Difficult Struggle for Clean Up in Vieques" in El Vocero newspaper, about the foreseeable obstacles to achieve the demand that the lands in Vieques be cleaned up and decontaminated. IN SPANISH ONLY
(from vieques-libre.com)

CARTA DEL SEC. DE LA MARINA, GORDON ENGLAND A LA GOB. DE PR, SILA MARIA CALDERON Y LA REACCION DESDE VIEQUES

(Letter from Navy Secretary England to PR Gov. Calderón and reaction from Vieques)



October 18, 2002

The Honorable Sila Maria Calderon
Governor 
Commonwealth of Puerto Rico
P.O. Box 9020082
San Juan, Puerto Rico 00902-0082

Dear Governor Calderon:

Thank you for your letter of September 17th addressing the issue of 
Vieques and for your staunch words of support in the struggle
against terrorism. I am answering your letter on behalf of Secretary 
Rumsfeld.

The Department of the Navy is in the process of implementing
alternate training as part of the plan to cease military exercises on Vieques 
by May 2003. Until that occurs, however, the training obtained by 
our naval forces on Vieques is necessary for our military readiness.

Your efforts and, under your leadership. those of the Puerto Rican 
Police (POPR) to maintain the security of the range are essential to
ensure its continued availability during this transitional period.

Those efforts are also critically important to ensure the safety of 
the personnel assigned to the range. Unfortunately, during the last 
training exercise, the POPR could and should have done more to
reduce the threat of injury to our security personnel. The Department of 
the Navy has forwarded specific incidents to your Chief of Staff,
Mr. Cesar Miranda. Thank you for your decision to review the allegations
of security lapses and for your determination to ensure that the law
is enforced at Camp Garcia.

Best regards,

Gordon England 
Secretary of the Navy



SCROLL DOWN FOR ENGLISH

COMITE PRO RESCATE Y DESARROLLO DE VIEQUES
Apartado 1424 Vieques, Puerto Rico 00765
Tel. (787) 741-0716 Fax (787) 741-0358 


29 de octubre de 2002
Comunicado de Prensa

Ante carta de England a Sila, viequenses se preparan para nuevas 
acciones de desobediencia

El Comité Pro Rescate y Desarrollo de Vieques exhorta a todas las 
personas solidarias con la paz a redoblar esfuerzos en esta etapa 
crucial de la lucha por la paz de Vieques. Al obtener copia de la 
carta que el Secretario de la Marina, Gordon England, envió 
recientemente a la Gobernadora de Puerto Rico, Sila María Calderón, 
l@s... viequenses entienden que no existe absolutamente ninguna
garantía oficial sobre la salida de la Marina. Portavoces del CPRDV 
advertieron sobre la necesidad de no caer en la trampa de la Marina
y de los políticos que desean que el pueblo baje la guardia para 
facilitar la continuación de las prácticas bélicas aquí. 

En Vieques nos preparamos para enfrentar los próximos ejercicios de 
bombardeo en calendario para enero o febrero y anunciado por England
en la carta a Sila. (… the security of the range ... essential to 
ensure its continued availability during this transitional period.)

La desobediencia civil continuará, igual que nuestros esfuerzos en
el Congreso, a nivel internacional y aquellos dirigidos al Presidente 
Bush. Este no es el momento de celebración, sino de organización y 
acción directa en defensa de la paz de Vieques. 


English Version

Committee for the Rescue and Development of Vieques
PO Box 1424 Vieques, Puerto Rico 00765
Telefax (787) 741-1717 

29 October, 2002
Press Release

England letter to Governor of Puerto Rico moves Viequenses to
prepare for next civil disobedience actions

The Committee for the Rescue and Development of Vieques urges those 
people in solidarity with peace to strengthen efforts in this
crucial phase of the struggle for peace on Vieques. Upon obtaining copy of 
the letter sent recently by Secretary of the Navy, Gordon England to
the Governor of Puerto Rico, Sila María Calderón, the Viequenses 
understand that there is absolutely no official guarantee the Navy 
will leave the island. Spokespersons for the CRDV warned about not 
falling into the trap of the Navy and the politicians who would have
us lower the guard and make it easier to continue military activity 
here.

In Vieques, we are preparing to confront the next bombing exercises,
scheduled for January or February and announced in England´s letter 
to Sila. (… the security of the range ... essential to ensure its 
continued availability during this transitional period.)

Civil disobedience will continue, as will our efforts in the 
Congress, at the international level and those directed toward 
President Bush. This is not the moment for celebration, but for 
organization and direct action in defense of peace on Vieques.



Difícil batalla por limpieza Vieques

Por: Javier Maymí
Corresponsal – EL VOCERO

WASHINGTON – Al Puerto Rico no ser un país soberano y el hecho de
que la isla no tiene representación congresional con voto en el pleno 
serán serias desventajas para que, tanto el Gobierno local como el 
pueblo de Vieques, puedan obligar al Departamento de la Defensa a 
costear la descontaminación de los terrenos que la Marina ha ocupado
en la Isla Nena por las últimas seis décadas, según expertos 
consultados por este rotativo. 

La ley vigente que rige la retirada de la Marina de sus
instalaciones en Vieques le da la flexibilidad al Departamento de la Defensa a 
declarar como "inactivo" el polígono de Vieques y de esa forma 
mantenerse exento de la reglamentación ambiental existente y
mantener la titularidad de los mismos. 

Por tal razón, una acción legal no necesariamente garantizaría un 
triunfo para aquellos que reten la insistencia de la Marina en no 
limpiar los terrenos, ya que en esencia, al no descontaminar, el 
Departamento de la Defensa técnicamente está cumpliendo con la ley. 

Aunque existen precedentes, incluyendo en Culebra, en donde la 
Marina, tras duras batallas, ha tenido que acceder a la limpieza de 
los terrenos, el caso de Vieques es uno único ya que el mismo está 
ocurriendo en tierras que pertenecen a los Estados Unidos y que aún,
aunque indirectamente, estarían en poder de las fuerzas armadas. 

En Koho'olawe, Hawai, la Marina se vio obligada a entrar en un 
proceso de limpieza sólo porque se aprobó legislación en el Congreso
a esos efectos. En aquel caso, según explicó Aimée Houghton, 
directora asociada del Centro Público para la Fiscalización 
Ambiental, el senador Daniel Inouye (D-HI) y el resto de la 
delegación congresional hawaiana utilizó su presión en el Congreso 
para lograr la aprobación de una legislación especial. Según 
Houghton, el caso de Vieques es muy distinto. 

"Inouye tiene sobre cuatro décadas en el Senado y es el miembro 
demócrata de más alto rango en el Comité de Apropiaciones, el comité
a donde el Departamento de la Defensa acude para pedir fondos", dijo
Houghton. "En el caso de Vieques, (el comisionado residente) Aníbal 
Acevedo Vilá no tiene ese recurso ni ese poder para reclamar". 

En el caso de Culebra, el cierre del campo de tiro, aunque 
precipitado por protestas de los residentes, era parte de un plan de
consolidación de la Marina, según se desprende de un informe 
publicado en febrero de 1995 preparado por el Defense Environmental 
Restoration Program sobre campos de entrenamiento militares, 
conocidos por sus siglas en inglés, FUDS. 

De dicho informe se desprende que el Departamento de la Defensa 
designó como "cerrado" el campo de Culebra porque las operaciones de
ahí se trasladarían a Vieques en 1975. Por tal razón, Culebra 
cualificaría para fondos bajo ese programa. Subsiguientemente, ese 
informe sirvió como estudio para que Culebra cualificara para fondos
bajo el Comprehensive Environmental Response, Compensation and 
Liability Act (CERCLA) y el Resource, Conservation and Recovery Act 
(RCRA). Aun así, 27 años después del cierre de Culebra, todavía no
se ha hecho un limpieza completa de los terrenos. 

En los casos en las Filipinas y Panamá, el Departamento de la
Defensa ha tenido que negociar los casos de descontaminación, porque, 
contrario a Vieques, esas tierras no pueden pasar a la custodia del 
Departamento del Interior sino tienen que ser transferidas a esos 
gobiernos. La limpieza de los terrenos ha sido superficial. 

Otro escollo para el pueblo viequense es la magnitud de la 
contaminación que existe en Vieques y el hecho de que la Marina, ni 
ninguna otra agencia, tiene la tecnología ni el conocimiento para 
hacer la limpieza completa. 

En Koho'olawe, la Comisión para la Reserva de la Isla Koho'olawe se 
ha topado con el hecho de que la Marina no ha podido cumplir con la 
legislación aprobada por el Congreso, no por falta de interés, sino 
por falta de conocimiento. 

"Este es el primer proyecto que la Marina toma de esta magnitud", 
dijo el presidente de dicha Comisión, Emmett Aluli. "La Marina está 
aprendiendo a hacerlo y todavía no saben cómo hacerlo". 

Según Houghton, el Departamento de la Defensa nunca ha tenido una 
política hacia la limpieza y descontaminación de terrenos ni sobre
la remoción de bombas sin explotar. En Vieques, el problema es mayor ya
que hay bombas en los corales alrededor de la zona de tiro y también
existe el problema de la embarcación del USS Killen, cuyos
contenidos aún son desconocidos, pero que sí se sabe existe radiactividad en la
misma, según un informe preparado en el año 2000 por el Dr. James 
Porter, de la Universidad de Georgia. 

"La Marina nunca ha tenido que hacer algo así y francamente no
existe la tecnología para hacer una limpieza sin afectar el ambiente. ¿Qué 
pueden hacer? Levantar los corales. Esto no es como en la jungla de 
Panamá, donde la flora eventualmente regresa en un periodo 
relativamente corto de tiempo. El daño a los corales puede ser 
permanente", dijo Houghton. 

Los estimados más conservadores sobre la limpieza en Vieques indican
que el costo estará en los "cientos de millones de dólares". Bajo
las leyes actuales, el Departamento de la Defensa ni la Agencia Federal 
para el Manejo del Ambiente tienen en sus manos presupuesto para 
lidiar con esta situación.